Hank, el perro que salvó a toda su familia de un incendio y se convirtió en héroe

Hemos escuchado y leído hasta la saciedad que los perros son el mejor amigo del hombre, pero quizás luego de esta historia no vamos a dudar respecto a esa frase.

Ulysses es un padre de familia que decidió relatar a través de las redes sociales la historia de cómo el perro de la casa salvó a su familia y a los vecinos de morir quemados mientras dormían.

Hank, es el nombre del héroe peludo que una noche ladró más de lo normal para avisarle a sus parientes humanos del peligro inminente, aunque casi se gana un castigo en el intento.

Perro ladrando / Imagen tomada de: Pixabay

Perro ladrando / Imagen tomada de: Pixabay

SU AMO ESTABA MOLESTO

A través de Twitter Ulysses comparte que un domingo en la noche él y su familia acababan de disfrutar una película y ya casi todos dormían, pero de repente escuchó los ladridos de Hank, aunque no le prestó atención inicialmente, la insistencia y el tono del ladrido hizo que se levantara a investigar el motivo del escándalo de su perrito.

"Así que me levanté del sofá y salí a la sala de estar para que se detuviera. Tan pronto como llegué a la esquina, vi que todo el patio estaba brillando de color naranja”, comentó el padre de familia.

Perro alerta / Imagen tomada de: Pixabay

Perro alerta / Imagen tomada de: Pixabay

HÉROE INESPERADO

Hank ladraba porque sentía el peligro acercándose a su familia.

"La madera unos envases llenos de gasolina, pintura, y Dios sabe qué más estaba ardiendo. Los robles estaban en llamas. Las hojas y las brasas flamígeras soplaban por todas partes”, comentó el afortunado Ulysses.

Perro olfateando el peligro / Imagen tomada de: Pixabay

Perro olfateando el peligro / Imagen tomada de: Pixabay

'El incendio se extendió a la parte posterior de nuestra casa en el mismo minuto en que los bomberos sacaron las mangueras. Un minuto o dos más, y hubiera sido terrible. En su lugar, todos están a salvo, y todavía tenemos una casa. Está bastante quemada por un lado, pero casi toda la estructura está intacta”, señaló el agradecido dueño de Hank.

Ulysses ahora dice que Hank puede hacer las travesuras que quiera y ladrar tan fuerte como le plazca, y no es para menos, pues su querido perro le salvó la vida a él, a su familia, y no conforme con esto, a sus vecinos también.

Esto nos recuerda a la historia de un valiente perrito en Rusia que salvó a su dueña de ser atropellada, jalándo fuertemente de su correa. El instante quedó grabado en video, y por supuesto, se volvió viral.